Followers♥

Yes, I am.

Mi foto
Nací el 26 de marzo de 1996, estoy estudiando y llevó varios blogs, espero que os gusten. Iréis conociéndome por lo que escriba.

domingo, 22 de enero de 2012

Sota la bandera de la llibertat.

Creemos tenerlo todo en la palma de la mano, cerrado el puño para que nada se escape pero de repente notamos como se va cayendo a pedacitos pequeños, como crece de una manera descomunal, como dejamos de tener el poder sobre ello para ser ello quien nos controle a nosotros. Poco a poco ves como la esperanza de mantener la meno cerrada es menos, te das cuenta que o lanzas un grito o no va a haber manera de pararlo.  Pero para cuando vas a actuar tu otra mano también está llena de recuerdos, preocupaciones, que crecen al mismo tiempo que lo haces tu; es entonces cuando te das cuenta que tienes las manos atadas, es entonces cuando solo te queda la voz. Decir lo que piensas, hacer pequeños los problemas, hacer saber que sigues ahí aunque no lo parezca y que por mucho que aceptes tu vida también tienes voz y voto. 

Haz saber que estás ahí y sobre todo intenta ir con las manos vacías.





PD: Y si se acaba el mundo, que te pille sonriendo.

lunes, 9 de enero de 2012

No nos parará.

Creíamos ser eternos, durar hasta que el Sol fundiera el hielo, hasta que la noche se apoderara del día y hasta que el viento llevara los restos de un continente al otro extremo del mundo, pero no puede ser así. Podemos guardar una imagen hasta la eternidad, solo el recuerdo nos mantiene vivos, pero nada es para siempre, ya que siempre es una palabra que define un tiempo demasiado indeterminado y nosotros tenemos fecha de caducidad. Me atrevería a decir que morimos incluso estando vivos, que llega un momento en que acaba nuestro siempre, porque la vida tiene sentido mientras tengamos una meta, un sueño. Vivimos por algo, por alguien, tras conseguir algo buscamos otro sueño al que ansiar, pero cuando nuestras fuerzas anulan nuestro estado de ánimo es entonces cuando morimos, porque alguien no está vivo si su vida no tiene sentido.

Ansiamos ser eternos, pero ser eternos con salud, con amor, poder congelar el tiempo; pero no nos damos cuenta que lo verdaderamente importante está pasando ante nuestros ojos, que mientras pensamos en el futuro el presente se nos escapa, convirtiéndose en pasado y todas esas voces se convierten en la banda sonora de millones de recuerdos, de millones de silencios.